Viajar a Grecia

acrópolis-grecia

Cuna de una de las civilizaciones más importantes de la Antigüedad, Grecia alberga un excepcional patrimonio histórico, artístico y monumental. Su capital, Atenas, es un testigo vivo del esplendor heleno en la época de Pericles.

Pero Grecia no solo destaca por sus vestigios del pasado. Tanto en la costa del Jónico como en la del Egeo, las diferentes islas que se encuentran diseminadas por las aguas griegas del Mediterráneo constituyen auténticos paraísos naturales. Mykonos, Santorini, Creta… La lista es extensa.

Islas Griegas

Situadas entre el Mar Mediterráneo, Mar Jónico y Mar Egeo, las Islas Griegas son perfectas para disfrutar del calor, el sol y las paradisíacas playas que se encuentran a lo largo de toda la costa griega. Y es que el radiante sol que azota a todas las islas, ha hecho que las casas, símbolo característicos de las islas, se hayan pintado de un color totalmente blanco para soportar de este modo de mejor manera el calor. Pero no te preocupes por esto, el calor te permitirá disfrutar de unas vacaciones que nada tienen que envidiar al Mar Caribe.

Santorini sigue siendo la reina de las Islas Griegas, Santorini es un lugar único para pasar unas experiencias irrepetible ¿Qué hacer allí? Lo primero que te tocará hacer es pasear por las calles tan acogedoras de Santorini.

Santorini Grecia

Solo verás casas blancas, calles muy estrechas y una población que está deseando interactuar contigo,los griegos son personas muy amables y abiertas. Además, en Santorini tendrás que disfrutar de la gastronomía típica de allí, como el pescado, la Musaka o el Gyris.

Pero si no te convence la idea de ir Santorini, tienes otros destinos también muy atractivos como por ejemplo pueden ser Corfú, Rodas, Naxos, Delos o Kos. Todas con sus encantos pero con una cosa en común, y es que vayas a donde vayas pasarás unas vacaciones que jamás podrás olvidar.

Cultura y historia

Si quieres conocer mejor la cultura griega es imprescindible que hagas una parada en la capital del país, Atenas. Esta ciudad fue una de las más poderosas en épocas antiguas y aún hoy podemos comprobar la magnitud de su grandeza. La gran Acrópolis es sin duda la joya de la corona de tu visita a esta ciudad. Desde ella podrás ver unas espectaculares vistas de la localidad y comprobar la increíble arquitectura de la Antigua Grecia. Tampoco puedes desaprovechar la ocasión de conocer el famoso Panteón o el Templo de Zeus. Aunque en la capital también podrás visitar otros monumentos como el Estadio Panatenaico, el primero de la ciudad, o los restos del Teatro de Dionysos, considerado el más antiguo del mundo.

Grecia

Gastronomía

Aunque Grecia sea un país mediterráneo, su gastronomía tiene mucha influencia de Turquía. La cercanía con el país otomano ha provocado que los griegos hayan tomado prestado varios platos típicos de allí.

Si de verdad quieres disfrutar de la cocina griega, no puedes dejar de probar la Musaka. Este plato consiste en una especie de lasaña hecha con berenjena. Gratinada con el queso típico de allí te dejará el paladar con ganas de más.

Otro de los platos que no puedes dejar de probar son los Gyros. Similar al kebab turco, los gyros es carne de cerdo o de ternera asada, que junto a verduras salteadas y a la salsa griega se sirve en pan de pita. Es un delicia, y además se hace y se sirve en pocos minutos.

Que quieres probar cosas más elaboradas. Entonces te tocará probar la Fasolada. Una sopa de frijoles es otro de los platos más típicos de Grecia. Con un sabor un poco fuerte pero muy rico.. Para que te hagas una idea de qué apariencia tiene este plato, es muy similar a la fabada asturiana.

 

Enjoy -TRAVELVIP-