Viajar a la Habana, Cuba

La Habana es color, es el color de sus calles, de sus casas, de sus coches, de su música y de su cielo. La Habana es calor, es el calor de su ambiente, es el calor de su gente. La Habana es música, la que se escucha en cada esquina, en cada plaza y en cada bar. La Habana es alegría, la que desprende la ciudad, la que brota de las sonrisas de su gente. La Habana es charlatana, es pícara y siempre trata de engañarte con su palabrería hasta que te hace creer que nunca podrás huir de ella. La Habana es decadente y bella a la vez, es caótica y tranquila, cuando parece que se va a derrumbar emerge entre sus cenizas más fuerte que nunca. La Habana es diferente a todas las demás y nadie te la podrá contar, La Habana tendrás que vivirla.

La Habana, capital de Cuba y la ciudad más grande de la isla, es el puerto marítimo más importante y el lugar por donde millones de viajeros entran cada año a la isla. Está habitada por más de dos millones de persona que dan vida y alegría a la ciudad, pero no es una ciudad masificada, ni de gente ni de coches, lo que la convierte en un lugar estupendo para caminar sin parar y perderse por sus calles, sobre todo por los tres barrios centrales más famosos.

La Habana está dividida en varios barrios, siendo los más conocidos: La Habana Vieja, Centro Habana y Vedado.

  • La Habana Vieja, es la parte más antigua y, sin duda, la más bonita de la ciudad. Situada al Este, entre la Bahía y el Paseo de Martí, es un entramado de calles estrechas, algunas peatonales, que además han sido o están siendo restauradas y tienen un encanto especial, con sus innumerables edificios históricos de estilo colonial y neoclásico, sus iglesias, restos de fortalezas y plazas. En este barrio se concentran la mayoría de los lugares más visitados de La Habana. La Ciudad Vieja fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1982 por la Unesco.
  • Centro Habana, es el siguiente barrio hacia el Oeste, entre el Paseo de Martí y Vedado. Es una zona más decadente, donde el estado de conservación de las casas y de las calles es bastante peor que en la Habana Vieja. Este barrio es eminentemente residencial y donde veréis la auténtica vida de los cubano, no hay monumentos ni lugares turísticos, si no la verdadera Habana de los cubanos. Aquí encontraréis un montón de casas de huéspedes donde alojaros y al estar en pleno centro de La Habana es una buena opción. En esta zona se encuentra también el barrio chino de La Habana.
  • Vedado, es un barrio más moderno, comercial y residencial,  con grandes hoteles, con grandes avenidas y casas señoriales, además de tener mucho ambiente. En este barrio se ubica el famoso Cementerio de Colón, la Plaza de la Revolución, el Hotel Nacional, el Hotel Habana Libre, la heladería Coppelia y al norte el Malecón.

cuba-habana

Lugares para visitar en la Habana

  • El Malecón de La Habana: Sus más de 8 kilómetros abarcan los tres barrios comentados en la introducción y su imagen es una de las más icónicas de La Habana. Es uno de los centros neurálgicos de la vida de la ciudad, donde podréis ver a gente pescando, parejas y amigos charlando al sol en el muro y músicos sonando sus acordes, mientras las olas rompen y saltan por encima del muro. Indispensable pegarse un paseo por el Malecón.
  • Capitolio de La Habana: Este inmenso edificio se construyó en 1929 cuando la economía cubana vivía un éxito absoluto tras el boom del azúcar y se inspiró en el capitolio de EEUU, pero es aún mayor que éste, alcanzado la cúpula más de 90 metros de altura. En un primer momento albergaba el Congreso, después varios Ministerios, la Academia de Ciencias, la Biblioteca Nacional y ahora pasará a ser la sede del Parlamento.
  • Parque Central: Uno de los parques más bonitos que he visto en muchos años, por su entorno, por su ambiente y por su color. A pesar de ser pequeño, está rodeado por los edificios del Gran Teatro de La Habana y de algunos de los hoteles más lujosos de La Habana, y es el lugar donde estacionan cientos de coches clásicos de colores formando estampas muy fotogénicas. Merece la pena pasearlo día y noche sin parar.

havana-cuba

  • El Floridita – La Bodeguita del Medio: Son dos de los bares más famosos de Cuba, pero ahora se han convertido en auténticos museos masificados de turistas. Lugares donde famosos como Hemingway tomaba daiquiris, pero ahora mismo, ni su precio (5 CUC) ni su calidad son recomendables. Está bien conocerlos, pero para tomar un mojito, mejor otro lugar
  • Plaza de la revolución – Plaza José Martí: Emblemático lugar de La Habana, en su gran explanada se llevan a cabo todas las manifestaciones políticas y sociales. Por su tamaño está considerada una de las plazas públicas más grandes del mundo. Aquí podréis ver la estatua de José Martí y  las famosas imágenes del Ché Guevara y de Camilo Cienfuegos en los edificios de los ministerios.
  • Callejón Hamel: Pintoresco y surrealista, este callejón lleno de pinturas y estatuas es una muestra del arte de herencia Africana en Cuba. Es una galeria de arte al aire libre y abierta al público, y también suele haber espectáculos de danza y música.
  • Catedral de San Cristóbal de La Habana: Ubicada en la Habana Vieja, data de 1748 y es de estilo barroco, fue diseñada por Borromini. Tanto la fachada, con sus dos torres desiguales, como la plaza que la alberga son realmente bonitas.
  • Parque Central: Uno de los parques más bonitos que he visto en muchos años, por su entorno, por su ambiente y por su color. A pesar de ser pequeño, está rodeado por los edificios del Gran Teatro de La Habana y de algunos de los hoteles más lujosos de La Habana, y es el lugar donde estacionan cientos de coches clasicos de colores formando estampas muy fotogénicas. Merece la pena pasearlo día y noche sin parar.

la habana cuba

  • Capitolio de La Habana: Este inmenso edificio se construyó en 1929 cuando la economía cubana vivía un éxito absoluto tras el boom del azúcar y se inspiró en el capitolio de EEUU, pero es aún mayor que éste, alcanzado la cúpula más de 90 metros de altura. En un primer momento albergaba el Congreso, después varios Ministerios, la Academia de Ciencias, la Biblioteca Nacional y ahora pasará a ser la sede del Parlamento.
  • Paseo de Martí: Este precioso boulevard construido en el siglo XIX, va desde el Capitolio hasta el Malecón es un estupendo lugar para pasear y además suele haber mercadillos de artesanía y mucho ambiente.
  • Plaza de Armas: La plaza más antigua de la ciudad, cuyo año de origen es el 1520, en esta plaza tuvo su origen la ciudad de La Habana. En esta plaza hay habitualmente un mercado de libros de segunda mano y alberga la estatua de Carlos Manuel de Céspedes, que en 1868 dio los primeros pasos hacia la independencia de Cuba.

 

Enjoy -TRAVELVIP-