Viajar a Japón

japón

Japón es un archipiélago lleno de historia situado en el océano Pacífico; tiene al oeste el mar del Japón, China, Corea del Norte, Corea del Sur y Rusia, al norte el mar de Ojotsk y al sur el mar de China Oriental y Taiwán. Está formado por las cuatro islas principales de Hokkaido, Honshu, Shikoku y Kyushu, y otras 6.848 islas más pequeñas, de las que sólo unas 430 están habitadas.

La extensión del país alcanza los 374.744 km². Un 73 por ciento de este terreno es forestal y montañoso; haciéndolo inaccesible a la agricultura o la indústria, y prácticamente inhabitable. La población está concentrada en los 101,180 km² restantes, convirtiendo Japón en uno de los países con la densidad de población más alta del mundo. Japón tiene unos 127 millones de habitantes, concentrados en 337,1 hab./km².

Tokio, la capital, junto con su área metropolitana, suma un total de unos 30 millones de habitantes; sin duda, el área metropolitana más poblada del mundo. Le sigue el área de Osaka-Kobe-Kioto, en la región de Kansai, con otros 18 millones.

Tradiciones y costumbres

japón

Si algo sorprende de los japoneses, son los continuos gestos de reverencia y respeto que exhiben a la hora de mantener una conversación. Estos gestos no son más que una bella forma de mantener la distancia y una excelente manera de posibilitar la buena convivencia. El grado de inclinación puede ser prácticamente imperceptible, mediante una leve inclinación del cuello o doblando ostentosamente la cintura hacia nuestro interlocutor. No obstante, el grado de inclinación depende de la relación entre las personas que se saludan, y la situación en la que se intercambian los saludos.

Las reverencias a las personas de una posición social superior o a las personas mayores deben ser más prolongadas. Las típicas expresiones verbales, tales como Konnichiwa (Hola), Arigatö (Gracias), Sayönara (Adiós) y Sumimasen (Lo siento), suelen ir también acompañadas de reverencias.

Cuando uno de los interlocutores es extranjero, a la habitual reverencia suele seguir un apretón de manos al estilo occidental.

En Japón es habitual intercambiar, sobre todo en el mundo de los negocios, tarjetas de visita, denominadas meishi. Cuando se entra en una tienda o un restaurante japonés, normalmente, nos reciben con la expresión irasshaimase, que significa bienvenido. Si la tienda o restaurante cuenta con varios empleados, todos nos irán recibiendo con un irasshaimase. Al abandonar el restaurante los clientes suelen decir al propietario gochisosama deshita. Con esta expresión los clientes muestran su satisfacción por la comida o trato recibido.

Otro de los rasgos distintivos de los japoneses es su exquisita sensibilidad y estética, aunada a una extrema meticulosidad. El mejor ejemplo de ello es la ceremonia del té, un ritual silencioso durante el que el anfitrión, vestido con un kimono, intenta crear un ambiente de paz y tranquilidad; o en el ikebana o arte floral o bien, en el estudio del koto, el arpa japonesa.

¿Qué ver en Japón?

Kioto

Japón

Kioto, la ciudad de las geishas y las maikos y nuestra ciudad favorita de Japón. La ciudad está llena de templos y santuarios, el Santuario Fushimi Inari-Taisha, los templos Ginkakuji, Kinkaku-ji o Pabellón Dorado, Ryoan-ji y el templo Kiyomizudera, son algunos de los lugares que visitar en Kioto más imprescindibles. Tampoco puedes dejar de pasear por el Camino de la Filosofía o el Bosque de Bambú de Arashiyama, buscar una geisha por el tradicional barrio de Gion, recorrer la calle Pontocho y Ninenzaka, entre otras de las muchas cosas que ver y hacer en Kioto.
Desde Kioto puedes hacer varias excursiones, de uno o dos días a algunas de las maravillas de Japón con el tren bala y el Japan Rail Pass, entre las que más destacan son a Kobe, Miyajima, Hiroshima, el Castillo Himeji, Osaka y Nara.

Miyajima

Japón

Miyajima es una isla llena de magia y uno de los lugares que ver en Japón más imprescindibles, además de haber sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La isla está situada cerca de Hiroshima y su lugar más destacado y sagrado es el Santuario de Itsukushima, construido parcialmente sobre el mar.
Otro de los monumentos destacados es La Puerta Ootorii, el símbolo de Miyajima, un torii de madera construido en el mar al que cuando baja la marea te puedes acercar hasta su base.
Miyajima es uno de los sitios más bonitos del viaje. Una buena opción para conocer mejor la historia de la isla y la conmovedora Hiroshima es reservar esta excursión con guía en español.

Shirakawa-go

japón

Shirakawa-go, el pueblo del río blanco, es una aldea histórica situada en los alpes japoneses. Destaca por la arquitectura de sus casas construidas al estilo Gassho-zukuri con sus tejados de paja que parecen dos manos colocadas en posición de oración y que son útiles para soportar la gran cantidad de nieve de aquella zona.
Para llegar a Shirakawa-go tienes que coger un autobús en Takayama, que te dejará allí en poco más de una hora. El pueblo es muy pequeño y en unas 3 horas puedes visitarlo, aunque no debes olvidar subir al mirador, ya que las vistas desde allí son realmente increíbles. Eso sí, si lo haces con nieve, tienes que tener cuidado, ya que es un poco peligroso.

Tokio

japón

Tokio es una ciudad interminable con templos, rascacielos, tradiciones milenarias y tecnología de última generación, en la que en muchos momentos te sientes como en un viaje al futuro.
Una ciudad como esta, con semejante índice de población, que en otros países sería inviable, aquí podemos decir que fluye sin grandes aglomeraciones.
Hay muchas cosas que ver y hacer en Tokio, entre las que podemos destacar el atardecer sobre Tokio desde la isla de Odaiba, la visita al Santuario Meiji y el Templo Sensoji, subir a la Torre de Tokio, comer el mejor sushi cerca de Tsukiji, sorprenderse en la calle Takeshita Dori, cruzar el paso de peatones de Shibuya o recorrer los barrios de Ginza, Akihabara o Shinjuku.
Desde Tokio puedes hacer varias excursiones aprovechando el Japan Rail Pass como Kamakura, Yokohama, Nikko o ver el Monte Fuji desde alguno de sus miradores.

Monte Fuji

El Monte Fuji es un fotogénico volcán sagrado, la cima más alta del país y una de las mejores excursiones en Tokio. El volcán tiene muy poca actividad y en verano mucha gente aprovecha el buen tiempo para subir a la cima o practicar alpinismo. El Fuji se puede ver en días despejados desde Tokio, sobre todo entre los meses de mayo hasta septiembre, aunque es recomendable hacer una excursión de un día para verlo de más cerca. Sin duda, uno de los mejores consejos para un viaje a Japón.
Hay varios lugares desde los que se tienen unas grandes vistas del Fuji como la zona de Hakone, el Lago Kawaguchiko, el parque Arakurayama Sengen de Fujiyoshida o desde el mismo tren bala Shinkansen, entre otros muchos.
Una cómoda opción si no quieres utilizar el transporte público es reservar este tour al Monte Fuji y el lago Kawaguchiko con audioguía en español.

Hiroshima

japón

Hiroshima es una ciudad marcada por su historia a raíz de la explosión de la bomba atómica en la Segunda Guerra Mundial. No es una visita agradable como tal, pero sí que creemos necesaria en cualquier viaje a Japón.
Al acercarse a la Cúpula de la Bomba Atómica, uno de los pocos edificios que se conservan después de la explosión, te darás cuenta de la magnitud del desastre y del horror que vivieron sus habitantes. Otro de los lugares que hay que visitar es el Museo Conmemorativo de la Paz, con objetos, recuerdos e información de aquel fatídico 6 de agosto de 1945.
Es una visita que puedes hacer desde Kioto en un día con el Shinkansen, pudiendo aprovechar el mismo día del viaje para visitar la cercana Isla de Miyajima.

 

Enjoy -TRAVELVIP-